Afectos reprimidos

Un afecto que no logra manifestarse es energía que se estanca en la anatomía. De alguna manera, ese sentir encuentra en un órgano real un destino simbólico que no pudo ser palabra. El órgano carga reiteradamente emociones sin otro destino y luego expresa como puede, generalmente con dolor. Por eso es importante soltar, liberar, crear, inventar, fluir, escribir, circular con el idioma de las palabras y con un destinatario que intente comprender el mensaje y acompañe con afectos recíprocos

 

 

 

https://search.google.com/local/posts?q=PSICOLOGOS+ROSARIO+(Ps+Pablo+Leonardi)&ludocid=2445558539710142129&lpsid=159464645969148495

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *